Canciones-CD

Canciones-CD

Primera canción: Dame vida otra vez

Ahí se encuentra ese YO que, a pesar de ser un hijo de Dios, cae en la tentación, desobedece los mandamientos, falla al prójimo, falta a la palabra y a la promesa, que traiciona a su padre una y otra vez…pero que sediento llega de nuevo hasta donde está él y le pide arrepentido, como muchas otras veces ya lo ha hecho, que le dé vida otra vez.

Segunda canción: El Camino de tus Leyes

El arrepentimiento debe llevar a un propósito de enmienda serio y donde Dios ya a través de sus mandamientos nos enseña como enmendar aquellos pecados. Pero a pesar de conocer las leyes que Dios manda, nos cuesta cumplir dichas normas, ya que para cumplirlas debemos seguir un camino que cuesta caminar y entender, y es en este momento donde el YO ora y ruega a Dios que le de entendimiento para guardar sus mandamientos en su corazón. Este entendimiento “entendido” no solo como una simple comprensión y discernimiento de las leyes, si no también supone obtener el verdadero significado y sentido de las leyes de Dios, con la capacidad de evaluarlas, beneficiarse de ellas y saber la acción que este exige para cumplirlas. Es aquel YO que ora a Dios pidiendo que le de entendimiento para poder obedecer y cumplir sus leyes.

Tercera canción: Cargar la Cruz

Pero como toda norma tiene el problema de ser desobedecida o de ser muy rígida en su cumplimiento dejando a un lado muchas veces lo verdaderamente importante y esencial en cuanto a lo que Dios quiere de nosotros. Circunstancias históricas por la cuales el amor de Dios interviene, y se manifiesta no solo para dar de nuevo validez y sentido a la norma, sino también para reencontrar de nuevo el amor verdadero entre Dios y el hombre, y entre los hombres como hermanos, prójimos e hijos del mismo Dios a través de su hijo Jesucristo.

Así, saber la acción que los mandamientos de Dios exigen para cumplir, nos lleva a caminar ahora por un sendero más fácil de entender y de cumplir las leyes, y es ese camino de seguir a Cristo, el cual implica a la vez cargar una cruz.

Cuarta canción: Solo en ti

En la carta del apóstol Pablo a los Corintios nos dice precisamente que el llevar la cruz de cristo nos conduce a vivir como verdaderos cristianos; “Llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos”. (2 Corintios 4:10).

Así que quien nace de nuevo en Cristo, nueva criatura es y va muriendo a aquel YO pecador que habita en nosotros.

Quinta canción: El Monte Sion

Y mientras morimos al YO pecador y nos hacemos verdaderos cristianos, nuestra vida se va apartando de las maldiciones y desatando de las cadenas del pecado que no nos dejan vivir, y por el contrario las bendiciones de Dios van llegando a nuestra vida, a nuestro entorno, a nuestro ser humano y a nuestra misma familia.

¡Que el Señor te bendiga desde el Monte Sion!, aquel lugar donde Dios desde tiempos inmemorables prometió a su pueblo derramar su bendición sobre el hombre y para siempre.

Sexta canción: Estoy Aquí

Y ahora ahí me encuentro YO, frente a él…frente a la misma fuente de amor que me perdona, me purifica, me salva, me rescata, me transforma, me bendice, me ama…frente aquel que me dio vida otra vez cuando moribundo estaba, aquel que me enseñó el camino de sus leyes cuando me encontraba perdido, aquel quien me permitió seguirlo día a día cargando mi cruz tras de él, aquel que me dio una nueva vida viviendo en él, aquel que me sigue bendiciendo desde el Monte Sion…aquel quien hoy me invita a cenar en su reino, a vivir en su presencia y adorarlo en Jesús…aquel que es DIOS.

Letras de las canciones

1. Dame vida otra vez

Una gota en el océano soy yo,

una lluvia en el desierto eres tú,

una oveja sin rebaño, ese soy yo,

el pastor que la ha encontrado eres tú

Un poema inconcluso ese soy yo,

la palabra de vida eterna eres tú,

una mirla entristecida ese soy yo,

la alegría de mi canto, eres tú

Estribillo

Y tomaste aquella vez las cenizas de mi vida,

y me diste agua bendita renaciendo otra vez,

y me tomas hoy también, limpia y sana mis heridas

y me abrazas con tu vida, dame vida otra vez

Una brisa sin caricia ese soy yo,

el espíritu que aviva eres tú,

una espiga sin molino ese soy yo,

pan de vida en mi vida eres tú

Estribillo

Y tomaste aquella vez las cenizas de mi vida Señor,

y me diste agua bendita Jesús, renaciendo otra vez,

y me tomas hoy también, limpia y sana mis heridas Señor

y me abrazas con tu vida mi Dios… ¡dame vida otra vez!

2. Enséñame el camino

(Salmo 119, 33-35)

Señor enséñame el camino de tus leyes

pues quiero seguirlas Dios, hasta el fin de mis días

„Señor, aunque te siga…

mis pasos no alcanzan a pisar tus huellas…

Dame alas que puedan volar tan alto…

Y lograr llegar hasta ti… “

Estribillo

/Dame entendimiento, para yo guardar

Tu enseñanza quiero Dios obedecerla de corazón/

Señor llévame al camino de tus mandamientos

pues sé que esta Señor, toda mi felicidad

Estribillo

/Dame entendimiento…dame entendimiento

para yo guardar…para yo guardar

Tu enseñanza quiero Dios obedecerla…te canto

de corazón /

Señor enséñame el camino de tus leyes

3. Cargar la Cruz

Voluntad, voluntad para seguir tus pasos, Volunta

Renunciar, renunciar al mundo de la carne, renunciar

Entregar, entregar mi vida a los demás, entregar

Esmerar, esmerar por alcanzar tu vida, esmerar

Y seguirte a ti, muy cerca de ti

Y no perder tus pasos cuando yo te siga

es cargar la Cruz que tú has puesto en mí

llevarla con amor y esfuerzo en mi vida, Señor…

llevarla con amor y esfuerzo en mi vida

Perdonar, perdonar a quien me ha hecho daño, perdonar

Santidad, Santidad para vivir mi vida, Santidad

Restaurar, restaurar la vida del pasado, restaurar

Y amar, siempre amar como el amor de Cristo hay que amar

Estribillo

/Y seguirte a ti, muy cerca de ti

Y no perder tus pasos cuando yo te siga

es cargar la Cruz que tú has puesto en mí

llevarla con amor y esfuerzo en mi vida/

Señor…llevarla con amor y esfuerzo en mi vida Señor…

4. Solo en ti

Solo en ti se nace hoy de nuevo,

Solo en ti Señor de la creación.

Solo en ti el alma tiene vida,

esa vida que tu hijo entregó

Solo en ti mi vida encuentra vida,

Solo en ti Señor de la Creación.

Solo en ti la vida no termina,

dame vida, esa vida que es Jesús…

Estribillo

Y entregar todo mi ser a Jesucristo

vivo y muero yo también en su presencia

Y abandono todo el ser de mi pecado,

ese pecado que te llevaste en la Cruz…

Solo en ti el amor encuentra vida,

Solo en ti Señor de la Creación…

Solo en ti encuentras el Camino,

la Verdad y la Vida que es Jesús…

/Estribillo/

ese pecado que te llevaste en la Cruz

5. Que el Señor te bendiga desde el Monte Sion  (Salmo 128)

Feliz el hombre que honra el Señor

le es obediente en sus mandatos

comerás fruto de tu trabajo

serás feliz y te irá bien

Y en la intimidad de tu hogar

será una vid tu mujer cargada de uvas

alrededor de tu mesa tus hijos serán retoños de olivo

así bendice el Señor al hombre fiel y que lo honra

//Que el Señor te bendiga desde el Monte Sion//

Estribillo

/Que veas el bienestar, Jerusalén

Todos los días de tu vida

Que alcances ver a tus nietos

Que haya paz en Israel/

Que haya paz en Israel…Que haya paz…

6. Estoy aquí

Estoy aquí pues me has llamado,

estoy aquí para entrar,

esto es un sí a tú llamado

de Santidad en mi existir

Estribillo

Pues me has comprado con el precio de tu sangre,

pues me has atado al amor que me ha salvado,

me has rescatado de la muerte inminente,

me has invitado a la cena de tu reino,

a vivir en tu presencia y adorarte en Jesús

Estoy aquí, para decirte;

que tú Señor me has inspirado,

por eso aquí en tu presencia

te cantaré Oh Señor

Estribillo

Pues me has comprado con el precio de tu sangre…sangre bendita de Dios

pues me has atado al amor que me ha salvado…amor cierto que eres tú

me has rescatado de la muerte inminente…nueva vida es Jesús

me has invitado a la cena de tu reino…Estoy aquí…

a vivir en tu presencia y adorarte en Jesús

Mensaje

En principio tengo que decir que el siguiente mensaje no es para nada mío. Les recuerdo que yo mismo antes, durante y después de haber compuesto las canciones, y hasta después de haber decidido grabarlas, fue que vine a saber de que trataba esta serie de alabanzas y cuál era su mensaje. El mensaje es sencillamente de Dios…yo solo soy un instrumento.

El mensaje de evangelización que enseña esta alabanza en su momento fue un mensaje directo y dirigido solo para mí, pero el hecho de que la producción del CD se haya realizado suponía que este mensaje debía ser propagado, así que es un mensaje para todos quienes pertenecemos a una misma iglesia, a una misma Fe y a todos quienes nos esforzamos día a día en seguir a un mismo Señor.

Antes de todo, unas precisiones a todos quienes este mensaje va dirigido.

Dios ama al pecador, no al pecado…Dios ama al enfermo, no a la enfermedad… Dios nos ama a todos, pero él no ama a nuestro Yo pecador…

¿Hasta cuándo voy a seguir faltando a la verdad, al verdadero amor, a mi familia, a mi vida…a Dios?…

¿Hasta cuándo voy a seguir caminando detrás de las mentiras del mundo; del placer, del hedonismo, del materialismo, del consumismo, del mal, del egoísmo, del individualismo…etc.?

¿Hasta cuándo voy a dejar de ser tibio y sacrificarme verdaderamente por seguir a Cristo y alcanzarlo, renunciando al pecado que cada uno de nosotros sabe que lleva y sabe que nos destruye, pero que como una droga nos cuesta dejar?

Desde siempre Dios nos habla a diario, y de muchas maneras, de cómo desatarnos de aquellas cadenas del pecado que no nos deja ser mejores cristianos, personas, esposos, padres, hijos y hermanos…Y hoy es una de esas muchas maneras que Dios nos habla y nos llama.

Hoy como en la parábola de “el hijo perdido” muchas veces regresamos arrepentidos de nuestros pecados de nuevo a casa rogándole a nuestro padre, Padre ¡Dame vida otra vez!… o como el hermano mayor que a pesar de vivir siempre con el Padre, cumplir sus órdenes y gozar de su reino no conoce el verdadero camino, y se siente enojado por el buen recibimiento que su padre le hace a su hermano menor…cuántos de nosotros somos como aquel hermano mayor que a pesar de vivir con el Padre no conocemos el camino de sus leyes?…hoy le decimos Padre ¡Enséñame el camino!…camino que es Cristo y que nos enseña que para poder seguirlo debemos Cargar la cruz… …y como al hijo perdido nos viste con el mejor de los vestidos y las mejores sandalias y nos pone el anillo de la nueva alianza que es Cristo, nos damos cuenta que Solo en ti Cristo nacemos hoy de nuevo…y revestidos del nuevo hombre que es Cristo, el Padre manda a sacrificar el becerro más gordo, y hace una gran fiesta con músicos y danzas…bendice al hijo hallado… ¡Que el Señor te bendiga! Tú que regresas hoy de nuevo a la casa del Padre… y ahora en su reino comiendo del Pan y bebiendo del vino del cordero de Dios que hoy y siempre nos ofrece en la eucaristía, podamos levantar la mirada hacia Él y sin miedo y sin vergüenza, y sí con mucho valor, sinceridad, compromiso y alegría poder decirle cantando; Dios ¡Estoy Aquí! para trabajar por tu reino y hacer tu voluntad.

Estoy Aquí es un mensaje por medio de seis alabanzas para cada uno de nosotros los creyentes; un mensaje de seguir seriamente a Cristo y hacer la voluntad de nuestro Padre celestial como miembros de una misma iglesia.